Senderismo Villa Crucis

Una de las rutas por las que puedes hacer senderismo en Revilla de Collazos se llama Villa Crucis. Consta de 14 cruces y fue idea de Salvador García. Fue creado por varias personas del pueblo con sacrificio porque el camino no es nada fácil para hacer dicha ruta

Senderismo

Durante el camino hay 14 cruces en las cuales se hacen paradas y los más de voto rezan una oración y los que no descansan, beben agua, contemplan el paisaje…

Senderismo

Es un paisaje donde abundan los pinos y las coníferas que bordean una parte del monte de Revilla de Collazos. Es muy bonito ya que en primavera se pueden ver todas las flores silvestre, los arboles en flor, abundan las plantas aromáticas…, en verano es una ruta donde se camina muy fresco y se disfruta de un paseo con ricos olores de las plantas o arboles, y en otoño podemos disfrutar de preciosos tonos rojizos y naranjas de los arboles en cambio de hoja, es un camino donde podemos encontrar muchas setas y disfrutar de unas tardes otoñales muy dulces.

Senderismo

Esta pequeña ruta de senderismo para los amantes de la naturaleza, de la tranquilidad, de la gente que le gusta escuchar, el crujido de las hojas al ser pisadas, el murmullo de los pájaros, el silencio cortado por la respiración del caminante que sube y bajas las cuestas de este precioso camino…hace que lleguemos sin darnos cuenta a la  última cruz, que nos indica que hemos conseguido llegar al final de la ruta.

Senderismo

De regreso al pueblo, paralelo al camino nos encontramos al río Boedo, ruidoso, chichara chero que nos anima nos refresca a seguir nuestro camino.

Senderismo

Es un rio cercano que nos invita a sentarnos junto a él, refrescarnos en su fría agua, ya que no es un rio muy profundo. De él se abastecen las huertas que dejamos a un lado. Por otro lado a todo aquel que le guste practicar senderismo tenemos unas rutas con unos caminos que las tardes de verano las tendrás en tu memoria.

Senderismo

El camino acaba y llegamos al pueblo cansados, pero entusiasmados por el paisaje, los colores, los olores que hemos dejado atrás. Llegando a casa nos espera una buena merienda.

Recomendamos este paseo tan gratificante y tan lleno de salud.

Caza

Por otro lado están la vega y los montes, cuyo coto permite organizar al cabo del año varias cacerías de jabalíes, que han proliferado en esta zona, y que últimamente vienen ocasionando serios perjuicios en las plantaciones de maíz que los agricultores de Revilla poseen en los terrenos de regadío.

Al parecer, la sequía en el monte está obligando a los jabalíes a acercarse a los maizales, donde suelen causar considerables destrozos.

Matanza

Como en muchos pueblos de España, aquí en Revilla de Collazos, típico es la matanza del cerdo. Antiguamente era una fiesta tradicional, pues la gente del pueblo se reunía para ir preparando el alimento obtenido del cerdo para todo el año.  Hoy se sigue haciendo y no quieren perder esta costumbre. Aurora es una vecina del pueblo que gustosamente ha colaborado con nosotros y nos ha detallado los pasos de la matanza para que todos aquellos que estéis interesados lo leáis.

Matanza

En nuestro pueblo no hay criadero de cerdo, por lo cual el animal se compra entre abril y marzo con un peso de 20-25 kilos aproximadamente. La alimentación del cerdo basada en la leche, pasa al destetarlo a ser de pienso y luego de harina de cebada, se le da dos veces al día, comida y cena, es decir, por la mañana y por la noche. En octubre, cuando se sacan las patatas, se les alimenta con las más pequeñas, ya sean crudas o cocidas. Cuando el cerdo alcanza el peso entre 190-200 kilos significa que ya le llego su hora, como dice el refrán, a cada cerdo le llega su San Martin.

Matanza

Debido a su gran peso, entre varios vecinos fuertes del pueblo, suben al cerdo a una banqueta, donde unos le inmovilizan y los otros le pinchan en el cuello para desangrarlo. A su vez la sangre que tira se recoge en un barreño de barro que está lleno de sopas de pan, junto con esto, arroz, pimentón, sal y un poco de manteca .Esta es la mezcla para conseguir unas buenas y ricas morcillas.

Para chamuscar al cerdo y quitarle los pelos al cerdo hay que quemarle, antiguamente se le hacian pequeños manojos con la paja del centeno, que era alargada, y se frotaba energicamente por todo el cerdo. Hoy en dia se hace de forma mas limpia, entonces se frota al animal con alchool y se chamusca. Una vez limpio el cerdo se le abre en canal y se le quitan las tripas.

Matanza

Como dice el refran “del cerdo me gustan hasta los andares”, por eso se aprovecha todo. Las tripas una vez limpias, pero, muy limpias van a servir para hacer las morcillas y el intestino tambien muy limpio para hacer los chorizos. Para la elaboracion de los chorizos que se hace con la carne de las patas, una vez bien picada se mezcla en una artesa con: 1kg de carne picada, 25 gr de pimenton (al gusto se le puede poner picante o dulce), 20gr de sal y se revuelve con las manos y cuando ya este bien mezclado se deja reposar dos o tres dias.

La misma maquina que se usa para picar la carne, es la que se usa para preparar los chorizos. Se mete la mezcla en los intestinos, que anteriormente se han lavado, se atan y se cuelgan para que se curen o sequen. Una vez ya todos preparados se les va  a colgar en palos formando hileras en la hornera que es un cuarto que esta fuera de la casa y se les humea con un poco de lumbre para darle un toque ahumado durante una semana-nueve dias.

A diferencia de los chorizos las morcillas una vez metidas en las tripas y atadas hay que cocerlas en una caldera al fuego. En el caldo donde se han cocido las morcillas se suelen reventar algunas, entonces una vez sacadas las enteras, sale el calducho. Es algo muy apreciado para la gente que le guste.

Como toda tradiccion la matanza tambien tiene su punto festivo, pues cuando empieza la matanza a la gente que acude a colaborar o simplemente a verlo, se les ofrece un licor y pastas. Es un dia muy especial para el pueblo porque se trata de pasar un dia en convivencia y conservar algo que en muy pocos pueblo queda.